domingo, 26 de julio de 2015

Tarta de manzana ligerísima



¡Qué importantes son las meriendas de media mañana para no llegar al almuerzo con un hambre voraz! Con esta tarta tendréis media mañana para varios días. Es fresca, sana y deliciosa acompañada con un té verde o con la bebida fría que os apetezca. Os sorprenderá.


¡Hacedla y me contáis!

Ingredientes (10-12 personas):
  • 1 kg. de Manzanas (mientras más dulces mejor).
  • 12 láminas o 2 sobres de gelatina neutra.
  • 1 plátano maduro (es para endulzar luego es opcional, lo podéis cambiar por el endulzante que uséis normalmente, por ejemplo 3 Cdas de miel, 1 taza de azúcar moreno integral o ¡nada!...).
  • 1 vaso de harina de almendra (la compro en el Mercadona).
  • 1/2 litro de leche (la que uséis, en esta ocasión puse leche de almendras).
  • 3 huevos.
  • 2 sobrecitos de stevia (opcional, si os gustan las cosas dulces).
  • Mermelada de melocotón o albaricoque sin azúcar.

Preparación:
Poner en remojo las láminas de gelatina tal y como se indica en las instrucciones de la misma. 

Pelar y picar las manzanas (reservar una para decorar) y el plátano en un gran bol o en una procesadora y batirlos bien.

Reservar 1/4 de la cantidad de leche (medio vaso aprox.) y añadir el resto a la mezcla de manzana y plátano y batir todo bien, reservar esa mezcla en un bol. 

En un recipiente aparte batir la harina de almendra, los huevos y la stevia e incorporar todo a la mezcla anterior batiendo bien.

Colar las hojas de gelatina transcurrido el tiempo de remojo indicado en las instrucciones. En un cazo calentar a fuego medio la leche que se había reservado, una vez templada incorporar la gelatina batiendo con varillas hasta su completa disolución. Incorporar la gelatina disuelta en la leche a la mezcla poco a poco batiendo bien.

Forrar una tartera redonda desmoldable con papel vegetal (yo no la forre y al no ser muy buena se salió parte de la masa por debajo por eso recomiendo forrarla, si vuestro molde es bueno y cierra bien no haría falta). Untar con aceite y verter la mezcla en ella.

Cortar la manzana reservada en cuartos y quitarles la piel. Cortar a finos gajos disponiéndolos encima de la tarta circularmente para decorarla. 

Introducir en el horno precalentado a unos 200 ºC (calor abajo) hora y media aproximadamente. Hornear hasta que esté dorada y cuajada. Si se observa que se está dorando demasiado la manzana de encima y sin embargo se aprecia que la tarta no ha cuajado lo suficiente cubrir el recipiente con papel de aluminio y seguir horneando. Antes de sacar la tarta del horno comprobar que está cuajada (se despegará un poco de los bordes).
Dejar templar fuera del horno al menos 1 hora. 

Desmoldar (leer truco más abajo) y decorar con mermelada de melocotón o albaricoque. Yo hice la mermelada en casa: piqué en cuadraditos 2 melocotones pequeños que calenté a fuego medio-bajo con agua y un chorreón de zumo de limón durante 30 minutos, hasta que observé que el melocotón se reblandecía totalmente, aparté del fuego y batí (si se aprecia que el melocotón no está lo suficientemente hecho y sin embargo se queda seco añadir un poco más de agua).

Truco1: para desmoldar aconsejo primero despegar la tarta de los laterales del molde abriéndolo. Después poner un plato encima de la tarta (como lo hacéis para dar la vuelta a la tortilla de patatas) y dar la vuelta sobre el mismo. Despegar el papel vegetal si se puso y si no se puso la placa de abajo del molde (lo que queda pegado abajo cuando se abre el molde) con cuidado, con ayuda de un cuchillo y luego volver a poner un plato encima y volver a dar la vuelta. Y... ¡voilá!, ya tenéis vuestra tarta boca arriba y sin molde ;-).

Introducir en la nevera y dejar enfriar por lo menos 4 horas en la zona más fría de la misma.

Si no se consume al momento, conservar en la nevera.





De un día para otro está mucho más rica.


.





domingo, 19 de julio de 2015

Pollo al curry


Esta receta me apasiona, me encantan la mayoría de las especies y el curry es una de ellas. 
Este pollo acompañado para el almuerzo con arroz integral o quinoa o en la cena por alguna verdura cocida rehogadita con ajo es una opción exquisita. La salsa del pollo da también saborcillo a la guarnición y cada bocado (fit!) es pura delicia.
No dejéis de hacerla, ¡os encantará!
Ingredientes (2 personas):
  • 1 pechuga de pollo cortada en datos (¡son dos mitades!).
  • 1 taza (250 ml) de caldo de pollo bajo en grasa (si no tengo casero compro en el super el Aneto o el Gallina Blanca que no tienen conservantes ni colorantes, muy ricos los dos).
  • 1/2 taza (125 ml.) de leche 0 % (puede ser de vaca, de avena, de soja, de almendras..., en esta ocasión utilicé una que he descubierto en el Mercadona de avena que sólo lleva avena y agua, muy rica).
  • 1 Cda. rasa de curry en polvo.
  • 1 Cda. de miel o una cdta/sobrecito de stevia (si se desea un toque dulce)
  • 1 Cda. de almendra molida.
  • Sal baja en sodio.
  • 30 gr de queso ricotta o queso cottage o queso de Burgos en crema 0%.
  • Pimienta negra al gusto.

Preparación:
Poner todos los ingredientes, menos el queso y el pollo, en un cazo a fuego medio-alto y llevar a ebullición.
Bajar luego el fuego (medio) y remover constantemente durante unos dos minutos. 
Introducir el pollo cortado en dados en una sartén con un poco de aceite caliente, salpimentar y dorar.  

Verter 1/3 de la salsa en la sartén una vez el pollo se haya dorado. Cocinar unos 5 minutos removiendo de vez en cuando, hasta que al probar el pollo esté hecho (no dejar mucho o se secaría). 

Mientras tanto añadir el queso al resto de la salsa, si es crema removiendo un poco se integrará, si es ricotta o cottage pasar la batidora pues son granulosos y no se integrarían bien. Dejar reducir la salsa hasta obtener la consistencia deseada

Añadir la salsa restante en el cazo al pollo y remover bien para integrar todos los sabores.
Servir calentito acompañado de una rica guarnición.
Se puede hacer previamente y calentar un poco antes de servir.



viernes, 10 de julio de 2015

Hamburguesa "low-carb" (baja en hidratos)





Estoy feliz de compartir con vosotros esta nueva receta en parte petición de Virginia y Celia y bueno de todos aquellos a los que les encantó la "Porra" con calabacín porque en esta hamburguesa se sustituye el pan por una opción baja en carbohidratos y por tanto recomendable para aquellos que no quieren incluirlos en el almuerzo y/o cena. 


Mañana es sábado aprovecha hazte con los ingredientes y prepára para cenar esta exquisita hamburguesa completa baja en hidratos, disfrutaras al máximo sintiéndote ligero.

Ingredientes:

  • Pan de lino y almendra (1 persona):
    • 2 claras de  huevo.
    • 2 Cdas. de harina de almendras.
    • 2 Cdas. de linaza molida.
    • Orégano, sal y ajo/cebolla en polvo (yo prefiero cebolla), las especias son al gusto.
    • ¼ cucharadita de levadura (yo no le puse y también me salió bien, con levadura sale más suelto y sin levadura un poco más compacto pero también sube gracias al montaje de las claras).
    • Semillas de sésamo tostadas (opcional, son caras).
  • Hamburguesa (2 personas):
    • 200 gr de carne picada (la que uséis en esta ocasión era mitad ternera mitad cerdo, aunque podría ser sólo ternera o sólo pollo).
    • 2 Cdas. de harina de almendra.
    • Perejil picadito.
    • Ajo picadito.
    • 1 huevo.
    • Pimienta negra en polvo y sal.


Preparación:

Pan: Precalentar el horno a 180°. Montar las claras a punto de nieve junto con la sal (un pellizco). Añadir el resto de ingredientes incorporándolos a las claras con una espátula con movimientos envolventes para que no se bajen y al final quede una mezcla con textura parecida a una mousse. En un molde individual (del tamaño de pan de hamburguesa, yo lo compré en un bazar) forrado con papel vegetal, volcar la mezcla con cuidado de que no se bajen las claras, añadir las semillas de sésamo por encima e introducir en el horno hasta que el pan se haga, aprox. 25 minutos (se pondrá doradito). Dejar enfriar el pan en una rejilla, primero unos 10 minutos sin tocar y luego cuando se haya templado retirar el papel vegetal y dejar enfriar del todo.














Hamburguesa: mezclar todos los ingredientes y darles forma de hamburguesas (2).

Montaje: Una vez el pan esté a temperatura ambiente (2 horas aprox.), se podrá abrir y si se desea tostar. Untar con mostaza Dijón, añadir ingredientes al gusto: rodajas de tomate, cebolla, ketchup (yo he comprado uno con stevia muy rico), hojas de lechuga y por supuesto la hamburguesa. ¡Y a disfrutar!





Estos mismos bollitos de pan los puedes rellenar con lo que quieras, yo siempre hago de más y los que me sobran los congelo sin problema.




domingo, 5 de julio de 2015

Porridge con chocolate



La receta de esta semana es un básico. Es ideal para una de esas mañanas en las que quieres desayunar bien, coger fuerzas para un día lleno de planes, pero no quieres pensar mucho ni formar lío en la cocina. Sólo se necesita un cazo, una cuchara, una cucharita, unas varillas y una espátula de silicona.

La avena es un cereal con muchas propiedades y para mi preparada en porridge es exquisita. Con esta receta obtendrás un porridge de textura cremosa y suave. 

Ingredientes:

  • 1/3 taza de avena en hojuelas (ajusta la cantidad a tus necesidades, si no vas a tener mucho desgaste físico igual con 1/4 de taza es suficiente)
  • 3 tazas o lo que es los mismo 3 partes de líquido por cada parte de avena (con la proporción de agua y leche que desees, yo pongo 2/3 de leche de almendras y 1/3 de agua).
  • 1 cucharadita de canela
  • Endulzante al gusto (dependiendo de tu preferencia puedes usar una cucharadita de miel pura, sirope de arce, o stevia que es lo que yo le pongo aunque no siempre porque ya sabéis que intento evitar los ingredientes procesados)
  • 1 cucharada de chocolate en polvo puro (el Valor es ideal, puro desgrasado y sin azúcar). El chocolate es opcional pero a mi me encanta y tiene muchas propiedades.
  • 2 claras de huevo (yo las compro en bote, pero podrías comprar huevos ecológicos y separar las yemas de las claras, eso sería ideal, pero más costoso...). Si no quieres poner claras, añade sólo 2,5 partes de líquido por cada parte de avena. Si sólo has puesto 1/4 taza de avena incorpora sólo 1 clara.


Preparación:


Poner en un cazo el líquido elegido más la avena a fuego medio. Mover hasta que empiece a salir la primera pompa, en ese momento incluir, sin parar de mover, la canela, la stevia y por último una vez integrados los ingredientes anteriores añadir el chocolate. Batir muy bien. 

Tener preparadas las claras, una vez el chocolate esté disuelto (la mezcla habrá empezado a hervir) añadir las claras e inmediatamente batir muy bien con unas varillas apartando del fuego. Verter sobre un cuenco con la ayuda de una espátula de silicona. 

Tip: antes de comer si añades coco rallado o un pelín de miel pura o sirope de ágave le dará un toque delicioso. La miel tiene casi tantas calorías como el azúcar pero tiene muchas propiedades. 



En mi caso añadí coco rallado y frambuesas, un poco de fruta que completa el desayuno: hidratos de carbono de absorción lenta (avena), proteínas (claras) y fruta (azúcares saludables, vitaminas, fibra y antioxidantes).