miércoles, 10 de junio de 2015

Brownie de calabaza


En casa somos super-golosos. Cuando empecé a interesarme por este mundo no tenía ni idea de que se podían hacer postres tan ricos con ingredientes que antes no hubiese imaginado como la calabaza. La calabaza tiene muchas propiedades: es baja en calorías, tiene un alto contenido en agua, lo que nos ayuda a depurar, y además al cocerla toma un gusto dulzón que la hace ideal para usarla en postres. Es por esto que me decidí a utilizarla como sustituto del azúcar en mi búsqueda de postres ricos, fáciles y sanos. 

He probado/improvisado muchas recetas de bizcochos, browniesblondies… y creo que por fin he dado con una que nos gusta a todos, que no tiene un elevado aporte de calorías y que está hecha con ingredientes naturales, sin edulcorantes artificiales, con lo cual se lo doy tranquilamente a mis hijas.

Ingredientes (para 6 raciones medianas):

  • 1 huevo + 3 claras (yo compro botes de claras para no desperdiciar yemas)
  • 10 dátiles naturales en previo remojo (8 horas mínimo). Muy importante que sean naturales, es decir, sin nada añadido, he visto algunos a los que les ponen hasta aceite de palma...
  • 1 taza de calabaza cocida (yo la cuezo en el microondas: troceada a potencia máxima unos 5 minutos, compruebo si está blanda y si no lo está la pongo 1 minuto más. Se puede hacer también al horno o al vapor pero claro se tardaría más tiempo...)
  • 1/4 taza de harina de avena (puedes también ponerla en copos, pero no cuesta nada hacerla harina en el procesador de alimentos, yo compro un paquete de copos y muelo entero su contenido, así tengo harina de avena para un tiempo, por ejemplo para nuestras tortitas mañaneras... Mmmmmm)
  • 1/4 taza de harina de almendra (podrías moler almendra cruda sin piel aunque prefiero comprarla ya molida, la hay en el Mercadona)
  • 1/2 taza escasa de cacao puro en polvo (yo lo compro Valor, no lleva azúcar, muy importante)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 puñado grande de nueces crudas troceadas (opcional)

(*) para las medidas de tazas (1, 1/2, 1/3 o 1/4) lo más cómodo es usar los medidores de taza que puedes encontrar en cualquier tienda de menaje o en las zonas de los grandes almacenes dedicadas a ello.


Preparación:

Precalentar el horno a 180 ° (calor arriba y abajo).

Tendrás que tener previamente preparados los dátiles en remojo y la calabaza cocida. Los dátiles antes de incorporarlos a la receta hay que colarlos y deshuesarlos. Deshuesarlos es fácil, solo es necesario hacer un corte de arriba a abajo, abrir y extraer el hueso.

Batir bien el huevo y las claras (yo lo hago en la procesadora a velocidad 3 y 1/2, puedes hacerlo con una batidora sin problema), incorporar los dátiles, que previamente se habrán deshuesado, y batir bien junto con el huevo hasta que se deshagan completamente. Añadir la taza de calabaza cocida y batir también. Queda una mezcla de color anaranjado de consistencia más bien líquida. 

El siguiente paso lo puedes hacer a mano, yo por mayor rapidez lo hago también en la procesadora.

Incorporar a la mezcla las harinas, el chocolate y la levadura y batir/remover hasta que queden integrados todos los ingredientes (¡sin excederse que es un brownie!). En relación a las harinas (de almendra y avena) como podéis comprobar ambas suman 1/2 taza, podríais sustituir esta ½ taza por otro tipo de harina que os guste: de garbanzos, integral de trigo, de arroz... Incluso usar sólo harina de almendras así el brownie reduciría su contenido en carbohidratos e incrementaría su aporte de grasas buenas (las de la almendra) y podríais comer un trocito en la merienda si es que no queréis tomar hidratos por la tarde.

Incorporar los trozos de nueces (opcional) e integrarlos con la masa a mano. También queda riquísimo con avellanas crudas troceadas.

Forrar un molde mediano (no sale mucha cantidad) preferiblemente rectangular con papel vegetal, al ser un brownie no debe quedar muy alto. Volcar la mezcla sobre el molde e introducir en el horno unos 35 minutos. 



Es preferible que no quede muy hecho, así que lo de dejarlo en el horno hasta que al pinchar en el centro un palillo salga limpio no lo aplico en este caso, si lo llevas hasta ese punto quedará muy seco (ten en cuenta que no lleva mantequilla ni aceites). Intenta sacarlo un pelín antes de que llegue a ese punto, al enfriarse cogerá la textura perfecta.

Sacar del horno, dejar templar y posteriormente extraer del recipiente y retirar con cuidado el papel vegetal. Dejar enfriar sobre una rejilla.

Importante: Este dulce hay que conservarlo en la nevera, al llevar ingredientes naturales (dátiles y calabaza) de no hacerlo se estropearía y sería una pena. En caso de no gastarlo en el momento y tener que guardarlo en la nevera puedes templarlo un poco al micro si no te gusta frío, mi amiga Carmen lo hace así :-).

Para la degustarlo lo puedes comer solo o si la ocasión lo merece lo puedes acompañar con helado de plátano y sirope de chocolate. El helado de plátano se puede hacer procesando 2 plátanos previamente congelados con una cucharada de alguna mantequilla de fruto seco (próximamente subiré la receta, son exquisitas y muy fáciles de hacer). Si no tienes mantequilla de fruto seco incorpora a los plátanos congelados una cucharada del yogur que uses (recomiendo griego 0%) antes de procesar y luego introduce de nuevo al congelador hasta que vayas a usarlo. El sirope de chocolate lo puedes hacer derritiendo al microondas chocolate negro sin azúcar o hacerlo de la siguiente forma: cucharada de chocolate en polvo sin azúcar más chorro de agua y endulzante de tu preferencia (yo ocasionalmente uso stevia lo más pura posible), calienta al microondas y cuando el agua empiece a hervir (cuidado que no rebose) saca y bate bien con varillas de mano, prueba y rectifica de dulzor y consistencia (más agua o chocolate) si lo consideras necesario.


Probadlo y me decís, de un día para otro está muchísimo más rico.

2 comentarios:

  1. Vaya pintaza que tiene ese brownie !!!
    Y por favor, queremos esa receta de helado de plátano casero. Urgentemente.
    Un besazo
    Kris y Rocío

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!