domingo, 2 de abril de 2017

Canelones de Puerro

Me hace muchísima ilusión compartir esta receta con vosotros, es una idea que me rondaba por la cabeza hace algún tiempo, hacer unos canelones ligeros, sin usar pasta sino alguna verdura. Pensé hacerlos inicialmente con láminas de canelones a la plancha y luego usar esas láminas para hacer los rollitos, pero la idea de utilizar calabacín como pasta ya la presenté en la receta de la Lasaña de calabacin


Un día buscando por la red me topé con una receta de los Hermanos Torres que la verdad me gustan, me parecen muy simpáticos y prácticos. Y usaban el puerro como si fuese la pasta que se usa para hacer el canelón. La adapté para que fuese más ligera y quedo un plato delicioso que a continuación os presento.

Ingredientes (4 personas):


Para los canelones:
  • 4 puerros.
  • 1/2 kg. de cabezal de cerdo.
  • 1/2 kg. de pechugas pollo (yo uso de corral).
  • Laurel, tomillo y sal.
  • 200 ml de leche (yo puse de almendras, pero puedes usar la que quieras)

Para la bechamel:
  • 25 gr. de aceite de oliva.
  • 1 cebolla mediana.
  • 2 calabacines medianos.
  • 125 gr. de leche (yo puse de almendras).
  • Nuez moscada, pimienta negra y sal.
  • 2 quesitos desnatados o 2 tranchetes bajos en grasa (opcional).

Procedimiento:


Cortar de los puerros la parte más verde de arriba y la parte de atrás (dónde está la raíz). No tirar lo verde de arriba pues se puede aprovechar para hacer una crema/puré/caldo. Del tronco, si es suficientemente largo, hacer dos trozos. Retirar la capa exterior con cuidado de no cortar las de abajo pues se desharían las capas que luego van a formar el canelón.


Cocer los troncos de puerro en agua hirviendo con sal (unos 5 minutos), retirar, colar y cortar la cocción introduciéndolos en agua con hielo.

Mientras cortar las carnes a dados. Ponerlos a dorar en una sartén con un poco de aceite bien caliente. Añadir sal, 2 hojas de laurel y tomillo (fresco o seco como prefieras).

Una vez refrescados los troncos de puerro extraer las distintas capas empujando por un lado con los dedos para quedarte en la otra mano con la sección en forma de canelón. Os dejo un vídeo que me hizo mi hija sacando las diferentes capas que luego nos servirán para rellenar con la masa. Siento la calidad del vídeo, si lo pongo es porque a pesar de la calidad considero que es útil. Reservar.

video


Añadir a las carnes doradas 200 ml. de leche de almendras (también puedes usar nata u otro tipo de leche). Incorporar troceados los restos de puerro que han quedado tras sacar los canelones (de la zona central no se pueden sacar canelones porque quedan muy chicos de sección) y lo más tierno de la parte restante del tallo. El resto de la parte verde del tallo, como he comentado antes, podéis reservarla para hacer una crema/puré o un caldo de verduras.

Cocer todo junto (carne, especias leche y restos de puerro), dejando reducir un poco la leche. Retirar del fuego una vez se vea que está todo bien integrado y la carne hecha (unos 12-15 minutos). 

Triturar todo a la textura deseada, a mi me gusta que queden trocitos pero si te gusta más pasado sólo tienes que batir más. No debe quedar una pasta muy densa sino ligera sin llegar a ser líquida.

Introducir el relleno en una manga pastelera, cortar la boquilla a una anchura suficiente para que salga el relleno pero tampoco demasiado grande para que quepa dentro del canelón.


Rellenar cada canelón con la masa y disponer sobre la una fuente.

Preparar la bechamel de calabacín (receta más abajo) y napar los canelones con ella. Añadir si se desea queso rallado por encima y gratinar antes de servir.


Para la bechamel de calabacín (es la misma que la de la receta de Musaka ligera):
Método tradicional:
  • Pelar y picar la cebolla y los calabacines (no es necesario que los calabacines se piquen en trozos muy pequeños, como a rodajas gordas y luego por la mitad)
  • Cubrir el fondo de una olla mediana con el aceite de oliva y calentar. 
  • Cuando el aceite esté templado, introducir en la olla la cebolla y los calabacines y rehogar a fuego medio durante unos 7 minutos moviendo de vez en cuando.
  • Incorporar la leche y los condimentos al gusto y dejar calentar a fuego medio durante 15-20 minutos, moviendo para que no se pegue.
  • Pasado ese tiempo triturar y añadir los quesitos/tranchetes (opcional) y volver a triturar hasta que se obtenga una salsa homogénea. Rectificar de sabor (a mi me encanta la nuez moscada así que le pongo bastante)
  • Si se desea una salsa más densa calentar a fuego medio para que se evapore parte del agua.

En Thermomix:
  • Poner el aceite en el vaso y programar 3 min, Varoma, vel. 1.
  • Añadir la cebolla y los calabacines pelados y picados y rehogar 7 min, Varoma, vel. 1.
  • Incorporar la leche y los condimentos y programar 15 min, 100, vel. 1.
  • Pasado este tiempo triturar durante 15 seg. Añadir los quesitos y volver a triturar 15 seg, vel. 5.
  • Comprobar que ha quedado una salsa homogénea y de la densidad deseada. Si se quiere más espesa programar 10 minutos, 100, vel 1.

Es un plato exquisito, que puedes dejar preparado con antelación por lo que es ideal para ocasiones especiales.

A disfrutar comiendo rico, fácil y sano.









2 comentarios:

  1. Qué buena idea! Gracias Ana. Crees que se podrían congelar, sin la bechamel?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé Nuria, todo es probar, lo único que no sé cómo quedaría es el puerro después de congelarse, me da miedo que al endurecerse y luego descongelarse se rompa. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

¡Gracias por tu comentario!