viernes, 15 de abril de 2016

Tarta de manzana facilísima

¡Aprobé el examen que os comentaba en el último post!, así que muy contenta y deseando volver por aquí para enseñaros com más detalle mis recetas preferidas. No os olvidéis que en facebook (@Bocados fit) y en Instagram (@Bocados_fit) cuelgo también recetas casi todos los días.  

La receta que os muestro hoy es facilísima, muy vistosa y super-sana. Siempre os digo lo mismo probad a hacerla, merece la pena, os sorprenderá.

Ingredientes (8 raciones):


Para la tarta:
  • 3 manzanas grandecitas
  • 60 gramos de coco rallado
  • 60 gramos de almendra molida
  • Canela al gusto (yo pongo 2 cucharadas porque me encanta, pero si no te gusta tanto pon sólo 1)
  • 2 huevos
  • 10 claras (si no te gusta usar tantas claras sueltas pon 4 huevos y 4 claras)
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 5 gr. de stevia pura (o 5 sobrecitos), puedes endulzar con lo que prefieras aunque para mi gusto también está rico sin endulzar. Si usas azúcar moreno yo pondría 5 cucharadas y si usas miel 5 cucharaditas de postre
  • Una pizca de sal
  • Aceite para engrasar el molde o la sartén (yo uso sartén)
Para la cobertura
  • 3 cucharadas de mermelada de melocotón o albaricoque sin azúcar
  • 4 cucharadas de agua
  • Gelatina (opcional)

Preparación:


Precalentar el horno a 180º. 

Pelar 2 manzanas y reservar la restante para adornar. Batir esas dos manzanas junto con el resto de los ingredientes. Engrasar bien por todas partes un molde o sartén con aceite de oliva. Si el molde no es de silicona aconsejo forrarlo de papel vegetal (yo uso una sartén antiadherente toda de metal, sin ningún plástico - Le Crouset). Verter sobre el molde la mezcla batida previamente. 

Pelar, cortar en cuartos y luego en rodajas la manzana restante. Distribuir las rodajitas "con arte" haciendo un circulo exterior con las más grandes y luego otro interior con las más pequeñas, montando una sobre otra.



Introducir en el horno durante aproximadamente 50-60 minutos o hasta que observes que los bordes se despegan del molde. Depende un poco de si te gusta más jugosa o más tostada. Si te gusta jugosa ten cuidado de que no se te seque demasiado.

Sacar del horno (cuidado con el asa de la sartén porque achicharra) y dejar templar. Desmoldar.

Por último, aclarar 3 cucharadas colmadas de mermelada con un poco de agua, calentar hasta que hierva y se evapore un poco el agua batiendo bien con unas varillas. Extender el jarabe resultante por encima de la tarta. También podrías calentar el agua con la mermelada y luego incorporar 1 cucharada de gelatina en polvo o 2 láminas previamente en remojo, removiendo bien con varillas antes de distribuirla por encima de la tarta. Ésto último hará que la cobertura quede gelatinosa.

Dejar enfriar en la nevera.


Y ahora, prepárate un te o un café calentito y ¡disfruta de un trocito de tarta delicioso sin remordimientos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por tu comentario!